Asiento de Apertura Contable

Asiento de apertura

El asiento de apertura es el primer registro u operación que tendremos en cada uno de los ejercicios contables de nuestra contabilidad. Por lo general, los ejercicios o años contables suelen coincidir con el año natural, lo que quiere decir que, normalmente, nuestro asiento de apertura se registrará con fecha 1 de enero.

Si el ejercicio contable no coincide con el año natural, los asientos de apertura se registrarán el primer día de cada ejercicio contable.

El primer asiento de apertura de cualquier empresa se realizará en la fecha en la que la empresa es creada. En este caso, es muy probable que la fecha del primer asiento de apertura no coincida con el 1 de enero, pero, para los ejercicios siguientes, sí será registrado el primer día del año o el primer día del ejercicio contable, según el caso.

El asiento de apertura se encargará de mostrar la situación contable de la empresa al iniciar su actividad por primera vez y, de nuevo, al inicio de cada año contable siguiente.

Está compuesto por todas las cuentas de balance que tienen un saldo abierto, registrándose las cuentas de Activo en el Debe del asiento y las cuentas de Pasivo y Patrimonio Neto en el Haber.

Las cuentas de gastos e ingresos no deben aparecer en el asiento de apertura, ya que los saldos de estas cuentas no se arrastran de ejercicio en ejercicio sino que se liquidan o saldan al finalizar cada ejercicio contable.

Al finalizar cada ejercicio contable se realiza el cierre del ejercicio. Esto sería como una pausa momentánea en nuestra contabilidad en la que mostramos el estado de la contabilidad y el patrimonio de la empresa. Al reiniciar de nuevo la contabilidad en el siguiente año contable, éste comienza siempre con el registro del Asiento de apertura.

Como vemos, a través de los asientos de cierre y de apertura se realiza una separación entre nuestros ejercicios contables.

Dependiendo de si la contabilidad comienza por primera vez o si ya comenzó en otro ejercicio y se cerró, los conceptos a incluir serán diferentes.

Si la contabilidad comienza desde 0: En este caso tendremos que incluir las aportaciones de los socios y los gastos del comienzo de la actividad.

Si la contabilidad se está reiniciando: Tendríamos que tomar como punto de referencia el asiento de cierre de contabilidad, pues técnicamente será el mismo solo que a la inversa.

En SeniorConta la contabilidad se genera de forma automática a partir del cierre de ejercicio y es reversible, al igual que el asiento de cierre.

Más información sobre la apertura contable